Francisco Toledo fundó el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca en noviembre de 1988, a partir de esa fecha comenzaron más proyectos enfocados a difundir el arte y la cultura en Oaxaca
La visión de Francisco Toledo hizo que hace tres décadas surgiera el Instituto de Artes Graficas de Oaxaca (IAGO) en una época en que no existían centros culturales en la ciudad de Oaxaca.
A finales de la década de los 80 del siglo pasado la calle de Macedonio Alcalá donde se encuentra este espacio aún no era peatonal, el maestro Toledo cuenta que muy cerca del templo de Santo Domingo de Guzmán todavía se mataban cochinos.
En ese contexto Toledo abrió su casa para poner al alcance de todos libros y obra de los grandes exponentes de la gráfica, la primera exposición estaba conformada por 124 obras de artistas de diferentes épocas y escuelas del arte universal.
Mostraron piezas de artistas franceses, italianos, japoneses, norteamericanos y mexicanos, trabajos hechos desde 1417, planos antiguos religiosos, acuarelas, entre otros.
A tres décadas de su apertura quienes visitan el IAGO han admirado obras de
Erasto Cortés, Giovanni Battista Piranesi, Jan Hendrix, Leopoldo Méndez, Marc Chagall, Pierre Alechinsky, Rufino Tamayo, Fernando Aceves Humana, Pablo Picasso, Giorgio de Chirico, Francisco de Goya y José Guadalupe Posada, entre otros. También han dado cabida a las nuevas generaciones que trabajan el arte gráfico.
Toledo contó que decidió dedicar el espacio a la gráfica por razones económicas y por su formación como artista, “yo empecé como impresor, litógrafo y creo que un día se va a ver que lo más importante en mi obra en cantidad y calidad es la que he hecho de gráfica, más que pintura y cerámica”.
Y es que el artista reconoce una atracción y debilidad por las artes gráficas, cuando vivió en España y París aunque estuviera pintando siempre buscaba talleres de gráfica para trabajar.
Parte importante del IAGO es la biblioteca, la cual es de estantería libre y permite que más personas se acerquen a los libros, es especializada en arte y considerada una de las más importantes de Latinoamérica, cuenta con libros de arte prehispánico, gráfica, arquitectura, historia del arte, pintura y fotografía
Con dos sedes, una en Macedonio Alcalá 507 y otra en Avenida Juárez 203 donde se encuentra la colección de libros de literatura, en total el acervo bibliográfico asciende a más 60 mil libros.
El artista plástico contó que todos sus libros se encuentran en el IAGO, en ese sitio además están las bibliotecas personales de los artistas Rufino Tamayo, Sergio Hernández y el poeta Víctor García, entre otros que han donado sus libros.
Sin duda el IAGO fue el espacio que dio paso para que más proyectos culturales germinaran en esta ciudad. Su gusto por el cine, la fotografía, la música, los libros de arte y literatura hizo que el artista creara instituciones como el Cineclub El Pochote, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, la Fonoteca Eduardo Mata y el Centro de las Artes de San Agustín.
“Todo se complementa. El cine es cultura, la fotografía es arte, la música también, se creó todo a partir de este lugar. En el caso de la Fonoteca Eduardo Mata, la idea era hacer una gran escuela de música, por eso empezamos a comprar discos, para conformar un acervo para la escuela. Lamentablemente el proyecto de la escuela no se cristalizó”.
Francisco Toledo siempre se ha preocupado por difundir el conocimiento, no sólo ha dotado un biblioteca con grandes títulos, también ha fomentado la publicación de libros a través de Ediciones Toledo y después Editorial Calamus.
Para muchos jóvenes el acervo de libros, y los talleres que se han dado en el IAGO y los distintos institutos que fundó Francisco Toledo, los han ayudado a formarse, muchos como artistas plásticos y otros más como escritores.
Sin este sitio también inspiró a más personas a crear espacios culturales en Oaxaca, hoy no es extraño que la oferta de talleres, presentaciones de libros y bibliotecas especializadas, sea muy amplia.

Larga vida al IAGO y a su creador

Francisco Toledo.

Para celebrar
Para conmemorar los 30 años del IAGO se programó la exposición “Gráfica Contemporánea Oaxaqueña” que tendrá dos sedes: el IAGO que inaugura el 9 de noviembre a las 19 horas y el CaSa que abre la muestra el 10 de noviembre a las 17 horas.
Además se realizará un concierto con Pasatono Orquesta el 9 de noviembre después de la inauguración de la exposición.